viernes, julio 31, 2009

Puntualizaciones sobre el tema de la huelga

Este blog normalmente sólo lo leen amigos y familiares. De alguna manera, mi comentario sobre la huelga de Eurocorset ha llegado a conocimiento de personas afectadas, tanto vecinos como huelguistas (o amigos de huelguistas). De haberlo sabido, seguramente habría redactado el texto de otra manera, y habría investigado más sobre el tema.

Efectivamente, lo ignoro casi todo sobre la huelga y sus motivos. En la web de Comisiones Obreras lo explican. Ahora sé que la fábrica que se cierra está en Badalona, no en mi calle. También sé, por otras fuentes, que los huevos no los tiraban los huelguistas, sino algún vecino. Mi artículo no pretendía ser un análisis a fondo del conflicto ni mucho menos, sino simplemente una descripción de cómo me afectaba a mí.

Me imagino que debe de ser durísimo para los afectados que los echen sin más, y obviamente es una situación que no le deseo a nadie. Tampoco soy tan insensible para no imaginar que quedarse sin trabajo de repente es mucho más duro que tener que aguantar unos gritos.

Cuando empezó la huelga, todas mis simpatías estaban con los huelguistas. Lo que ocurre es que, por parte de algunos de ellos, enseguida noté una falta de consideración grave hacia los vecinos. ¿Era necesario hacer pintadas tipo "Legionario español" y "viva España" en las casas de en frente? ¿Hacía falta dejar la calle llena de botellas? Sé que soy un afortunado por no haberme quedado sin empleo, pero no podía darme el lujo de tomarme vacaciones durante la semana que duraron las protestas. Tenía que trabajar, en casa, como siempre, y para mi trabajo necesito poder oír bien lo que tengo que traducir. El ruido casi constante, no sólo por las mañanas sino también durante parte de la tarde, me ha hecho casi imposible avanzar en mi trabajo esta semana. Eso supone una pérdida de ingresos para mí. Se me reprocha mi falta de solidaridad hacia los afectados, pero ¿por qué he de mostrar solidaridad hacia quien muestra un desprecio tan absoluto por mí y el resto de los vecinos? Me temo que quienes se quejan de la falta de solidaridad no pierdieron ni un segundo de su tiempo en pensar en el derecho a la tranquilidad de los que vivimos en esta calle. ¿No había otra forma de presionar? ¿No podían limitarse los gritos a las entradas y salidas de la gente de la empresa? ¿Tenían que ser a todas horas?

En fin, espero, y lo digo con toda sinceridad, que las protestas hayan servido de algo. Les ruego me informen al respeto. Así, al menos, esta semana tan desagradable para todos no habría sido inútil.

2 comentarios:

Monica1971 dijo...

Hola Chimichambo,
Gracias por la puntualizacion que has hecho en tu blog,referente a las pintadas fachas de la pared ya estaban ahi,logicamente las pondria algun espontaneo ya que no tenian nada que ver con nuestra huelga y con lo que pedimos,a tus preguntas te contesto que no,no habia otra medida de presion hacia la empresa,la huelga era el ultimo eslabon,a todos nos hubiera gustado no hacerla,no fue plato de gusto,pero era la ultimo que podiamos hacer por defender lo que es nuestro.

NM dijo...

Te entiendo perfectamente. Y me imagino los reproches que debes haber oído por haber escrito la anterior e incluso esta entrada. Tu entrada anterior ha recibido u record en comentarios! Puedes estar orgulloso, por lo minimo has escrito algo que la gente sí le importa.
Me parece que tu blog es personal y por lo tanto expresas lo que quieres. Además hay espacio para que los demás comenten. Y ojalá la gente lo hiciera con un poquito más de educación y respeto.
Desde mi punto de vista hay muchas maneras de hacer huelga, maneras más efectivas, respetables, creativas y menos "invasivas". También hay la posibilidad de enviar una carta a todos los vecinos contando la situación y pidiendo solidariedad e incluso ideas de cómo hacer la huelga.

Mi lema, no es infalíble pero tiene gran potencial: No hagas a nadie lo que no te no te gustaría que te hicieran a ti.

Buena suerte! A todos! Huelguistas, vecinos y escritores de blogs!