jueves, diciembre 04, 2008

Somos asfixiantes

Es duro ser latinoamericano. Si te quedas en tu país, tienes que sufrir a diario los inconvenientes derivados de un sistema ineficaz y con frecuencia corrupto que arrastramos de la época colonial, o a lo mejor de antes. Pero si te vas a otro país te encuentras con que los latinoamericanos tenemos una fama aún peor fuera de nuestras fronteras que dentro.

Yo no puedo quejarme; en los más de 20 años que llevo viviendo en Barcelona no he tenido ni un solo problema debido a mi origen, aunque seguramente ayuda el hecho de que se me ha pegado un poco el acento de aquí, chapurreo el catalán y físicamente no se nota demasiado que soy de fuera. De todos modos, la gente de aquí no tiene actitudes xenófobas, o no las tenía antes de la última gran oleada de inmigración.

Pero el otro día, Jordi Pujol, que fue durante veintipico años presidente de la Generalitat, gobierno autónomo de Cataluña (contrariamente a lo que muchos creen, no es el ser que aparece en la foto), se despachó a gusto. Dijo: "Si no tuviéramos el problema de la inmigración estaríamos mejor que nunca" (no sé si especificó quiénes), y recalcó hasta tres veces que dicho "problema" era el principal de Cataluña.
El ex president concreta aún más en dicho libro: según el Periódico, sostiene que es "más difícil" integrar hoy a los inmigrantes latinoamericanos que a los andaluces durante el franquismo, y llega a sostener que "más que un marroquí, la religión aparte, a los latinoamericanos les cuesta entender la catalanidad". No sé si su venerable esposa, que puso el grito en el cielo hace unos años por la construcción de una mezquita, estaría de acuerdo.

Pujol dice también que los latinoamericanos, más que los inmigrantes procedentes de culturas lejanas, podemos "llegar a ser una presión española especialmente asfixiante para Catalunya". ¿Los que venimos de países que se independizaron de España hace casi dos siglos y donde se grita "mueran los gachupines" o cosas similares en el día nacional podemos llegar a ser "una presión española"?

Pero tal vez el ex honorable tenga razón. Tal vez los latinoamericanos tengamos una incapacidad congénita para entender "la catalanidad". Yo mismo la entiendo cada vez menos; entiendo a muchos catalanes (convivo con una), entiendo muchas de sus reivindicaciones y temores. Pero ¿"la catalanidad"? ¿Eso qué es? Para mí tiene tan poco sentido como la "mexicanidad", o la "latinoamericanidad", palabras que yo creo que ni siquiera existen. ¿Qué es la catalanidad? ¿El hecho de hablar catalán? ¿Comer butifarra? ¿Bailar sardanas? No creo que nada de eso sea difícil de entender, ni siquiera para alguien tan obtuso como un latinoamericano. ¿La catalanidad es el sentimiento que tienen muchos catalanes (aunque no todos) de ser diferentes de los españoles? Eso le queda claro a cualquiera que pase más de dos días aquí (y no se quede encerrado en un cuarto a oscuras). O a lo mejor la catalanidad es una cualidad más mística, inexplicable, telúrica, que sólo comparten quienes tuvieron antepasados remotos que nacieron y padecieron aquí.

Jordi Pujol es aún una figura respetada, y declaraciones como ésta pueden provocar que los latinoamericanos estemos peor vistos, como si no tuviéramos ya bastante mala prensa gracias a los que ponen reggaetón en su móvil a todo volumen en el metro. Lo que no sé es si a Pujol le parecerá tan asfixiante que, cuando sea un viejito decrépito (cosa para la que no le falta tanto), la persona que lo saque a pasear y le limpie el culo sea, como en la mayoría de los casos, latinoamericana.

6 comentarios:

Paloma Zubieta López dijo...

Interesante saber que Pujol hace este tipo de declaraciones que, como bien apuntas, tienen más cola que pisar por ser él quien es. Me pregunto si es que él cree que los catalanes fuera de Cataluña entienden de igual manera las identidades de los lugares a los que han ido a parar, por poner un caso, "la mexicanidad". Y que conste que a lo largo de mi vida he convivido con muchos catalanes. Francamente, esta vez se ha pasado de la raya pues lo que asfixia a cualquiera son comentarios como ese. Abrazos de acá.

Chimichambo dijo...

Se agradece el apoyo, camarada. A lo mejor es cierto que somos una especie de plaga mundial, y acabaremos reconquistando Aztlán y repoblando la península ibérica para devolverles el favor!

Momert dijo...

Reconquistando Aztlán? No tenemos Aztlán?
Cuenta la leyenda que cuando el (traidor) Victoriano Huerta vendió la mitad de México a Estados Unidos, dijo que los mexicanos ya retomarían el territorio en algunos años. Posiblemente estamos expandiendo nuestra ansia de conquista a las Europas.
Bueno, ya en serio, me extraña que Pujol mencione que los latinoamericanos somos particularmente obtusos para entender la "catalanidad". Yo creo que aquí, en E.U. se considera que los asiáticos son los que menos se adaptan al "americanismo". Los latinoamericanos tienden a ser absorbidos por la cultura en una generación o menos.
Por otro lado, yo creo que en nuestro caso, que no puedo decir que sea compartido por todos los emigrantes latinoamericanos, nos es muy dificil entender cualquier tipo de nacionalismo, ya sea "catalanidad", "americanidad" o inclusive "mexicanidad", porque somos una mezcla de diversas culturas, tanto por educación, como por herencia como por experiencia de vida.
Ayer trataba de explicarle a Oscar por qué no me gusta el término "African-American", y tiene que ver con que entonces yo que soy? "Mexican-American"? No tengo gran cosa de sangre indígena. "Austrian - Spanish - Portuguese - Mexican - American"? Raya en lo ridículo. Creo que soy resultado de una mezcla de culturas, y tengo un poquito de cada una de ellas, amor y respeto por todas ellas, pero poco sentimiento de pertenencia.
Tal vez los latinoamericanos, al ser la mayoría mezclas como nosotros tengan poca posibilidad de entender el catalanismo o cualquier ismo que implique generaciones de familiares viviendo en el mismo sitio.

Chimichambo dijo...

Es un punto de vista muy interesante y dices cosas que no se me habían ocurrido (respecto a los latinoamericanos; lo que me pasa a mí lo tengo muy claro y es tal cual como lo describes. Pensaba que tú estabas más arraigada a tus dos países que yo a los míos).

Chimichambo dijo...

Respecto a Aztlán, yo pensaba que se consideraba que esta tierra de origen de los aztecas estaba en algún lugar del actual Estados Unidos, pero veo que las teorías son que estaba en Nayarit o en guanajuato! De todas formas, varios movimientos de hispanos en EE.UU. llevan el nombre de Aztlán, no sé entonces por qué.

Momert dijo...

Será que suena bonito y auténtico?
Yo no soy de aquí ni soy de alláaaaaaa!