martes, noviembre 18, 2008

Disculpas

Pido disculpas a los dos o tres seguidores asiduos del blog por actualizarlo tan poco, pero es que estoy muy ocupado intentando acabar ya un trabajo que arrastro desde hace meses. Prometo que pronto, cuando termine de procrastinar, volveré con la profunda prosa y los provechososos proyectos que me son propios.
Mientras tanto, como sé que algunos de ustedes tienen una ágil mente matemática, les dejo este acertijo. Vayan poniendo sus respuestas, por favor.

"Yendo yo para Villavieja, me crucé con siete viejas, cada vieja llevaba siete sacos, cada saco siete ovejas. ¿Cuántas viejas y ovejas iban para Villavieja?"

Sí, ya sé que es muy viejo, pero bien vale el viaje.

4 comentarios:

Paloma Zubieta López dijo...

Pues si es por disculpas, yo también pediré las propias por el silencio. Te la devuelvo con otro de mi tierna infancia, no pude aguantarme: El cocinero y su hija, el médico y su mujer, se comieron nueve huevos y les tocaron a tres.

Chimichambo dijo...

¿El médico es el yerno del cocinero?

Momert dijo...

Ninguna vieja ni ninguna oveja, hasta donde sabemos.

Chimichambo dijo...

¿Ves cómo eres lista, Momert?