martes, octubre 07, 2008

Cuentito #3

Ya me imagino que estarán todos ustedes que no duermen por las ansias de saber si ayer lunes seleccionaron mi controvertido cuentito para leerlo en directo por la radio. La cosa fue más o menos así: Gemma Nierga leyó uno un tanto cursi, como ya había vaticinado mi amigo Barenboim (eh, no te ofendas, mi madre te puso así; en la familia somos incapaces de llamar a los allegados por su nombre), y Juan José Millás, que copresenta ese espacio con ella, manifestó, entre sonoros resoplidos y en un tono aún más cansino que de costumbre, que todos los cuentos que enviábamos le aburrían soberanamente.
-Pero qué culero es ese güey -observó Pálter, tan atónito como yo tras oír las displicentes palabras del escritor.
La Nierga lo despidió (a Millás, no a Pálter) con una aspereza poco habitual en ella, lo que me llevó a pensar que se había acabado para siempre lo del concurso de microrrelatos, pero hete aquí que unas horas después apareció en el blog del Millás una invitación a escribir cuentitos, esta vez sobre el aburrimiento.
Entonces escribí lo siguiente, esta vez sin darle previamente demasiadas vueltas al tema:

Aburridos

-Conque le aburren nuestros cuentos, ¿no? -vociferé-. Pues le voy a largar uno de cuatro páginas que se va a cagar.
-No, querido, por Dios -suplicó ella-: así seguro que no te lo seleccionan.
-Y además castigaré sus sucios hombros con el látigo de mi ironía.
-¡Te prohibirán que vuelvas a escribir en su blog !
-Me la rempampinfla -farfullé con aire majestuoso-. Tanta prepotencia es de todo punto intolerable. ¿Quién se ha creído que es ese mequetrefe?
-No sé, dicen que ha publicado algo...
-¿Ése? ¡Será por enchufe, porque lo que es criterio no tiene mucho! ¡Nunca selecciona mis relatos!!
-A lo mejor no tiene tiempo para leérselos todos -aventuró ella tímidamente.
-¡Qué va! -repuse-. Lo que pasa es que seguro que no los entiende. Tú sí los entiendes, ¿verdad, querida?
-Hombre, claro...
-Naturalmente que sí. No está hecha la miel para la boca del asno. ¿Qué te pareció el final del último? ¿Cómo interpretas lo del polígrafo?
-Em... ¿lo del bolígrafo?
-El polígrafo. El detector de mentiras.
-...
-Oye, ¿no decías que lo habías entendido?
-No, si entenderlo, sí lo entendí...
-¿Entonces?
-Es que me cuesta pasar de las primeras líneas...
-¿Cómo? -exclamé-. ¿Pero cómo vas a captar el significado profundo si...?
-A lo mejor si usaras frases más breves, más contundentes, sin tanta palabrería rebuscada, con algún taco que enganchara al lector enseguida...
-¿Un taco? -rugi con mi potente voz de barítono.
-Es sólo una sugerencia -gimió- para que tus cuentos no sean tan...
-¡Yo hago literatura, señora mía, no comida mexicana! Anda, anda, desaparece de mi vista, ignorante. Vete a hacer ganchillo, pilates o lo que sea que haces cuando no te tengo delante.
Una vez que ella se hubo marchado, escarmentada por mi justa ira, empuñé la pluma y la mojé en el tintero.
Metafóricamente, claro.
Por si no lo ha entendido, señor mío.

9 comentarios:

Momert dijo...

Enano!
Espero que no trates así a la pobre Nestlé!
Esperemos que el fulano en cuestión tenga sentido del humor. Si no, sugiero que dejes de mandarle cuentitos.
Por cierto, este es muy gracioso. Sobre todo lo de tu resonante voz de barítono y lo de la comida mexicana. A mi si me gustan tus cuentitos. Y creo que si los entiendo! Tal vez es un gen exclusivo Abreu-Fetter (pues Gemut no etendió).

Chimichambo dijo...

Eso te lo tendría que contestar la propia Nestlé. Lo que sí puedo decirte es que ella no es tan sumisa como la señora de mi cuento.

Chimichambo dijo...

Por cierto, tu comentario me ha motivado a cambiar la jalada esa de "microrrelato" por "cuentito". No quisiera parecer tan pedante como ese güey.

Natàlia dijo...

Aquí Nestlé, reclamada para opinar... Bueno, supongo que algo de autobiográfico hay en este cuento, ¡¡¿¿no??! (pero no la parte de él, sólo la de ella!)

Momert dijo...

Ves! La maltratas! Es autobigráfico!
Por cierto, gracias por cambiar el nombre a cuentito, es mucho más simpático.
Sugiero que si Nestlé opina que un cuentito es aburrido debes tomarla en cuenta y no gritarle con tu resonante voz de barítono.

Chimichambo dijo...

Calumnias. Soy un trozo de pan, un ser tierno y vulnerable que no destila más que amor y comprensión hacia sus semejantes.

Momert dijo...

Con eso del pan y el destilar se antoja un panecito de mezcal...

Natàlia dijo...

Siento haber creado confusión y espero aclararlo esta vez: lo único basado en hechos reales es el bajo nivel de comprensión lectora de la chica. No quería decir que me trate mal, al contrario... ¡tiene demasiada paciencia conmigo!

Chimichambo dijo...

¿Ves? Todo aclarado, Momert. Por fin logré que rectificara, aunque para ello tuve que amenazarla con un sopapo.