martes, octubre 14, 2008

Meme: la canción de tu vida

Ojo, no estoy insultando a nadie: es meme, con E final. Yo no sabía qué era eso hasta que mi amiga Laura de Escribo luego existo me enredó amablemente en uno. Por lo poco que he entendido, se trata de una especie de carta en cadena pero que pasa de blog en blog. Ignoro si, como ocurre con esas cartas, uno queda maldito de por vida si no cumple con su papel de eslabón; por si acaso, aquí está esto.

El meme en cuestión lo lanzó Emilio Márquez, a quien no tengo el placer de conocer, y que nos pide que hablemos de "esa canción atemporal, que evoca momentos pasados", una canción (o grupo) talismán para nosotros.

Al principio creí que me costaría mucho decidirme por una sola canción. Al fin y al cabo, mi bagaje musical es de una riqueza y variedad inconmensurables (si no me echo florecitas yo no me las echa nadie). Primero pensé que tendría que seleccionar una canción de los Beatles, sin duda alguna el mejor grupo de la historia, o tal vez el jingle de algún anuncio (se te agarran al cerebro como lapas, y aunque ya no te acuerdes de los ríos de México, te sabes al dedillo la canción de la muñeca Lagrimitas Lilí).

Pero enseguida tuve una iluminación y supe qué canción elegir, seguramente la que más me ha marcado en la vida. A quienes me conozcan bien tal vez no les sorprenda en absoluto mi elección:



Pues sí, esta canción y la película causaron furor (al menos en México) cuando yo tenía quince años, estaba en primer año de prepa (bachillerato) y mis hormonas estaban en plena efervescencia, que se dice. Dejando a un lado mi vulnerabilidad a las modas, propia de mi tierna edad, la canción (y lo que la rodeaba) presentaba ciertas características que la predestinaban a tocarme la fibra: Me gustaba la fusión de elementos culturales (sé que eso queda muy multiculti hoy en día, pero en ese entonces era un sentimiento genuino), de los alegres sones veracruzanos con el rocanrol de los años cincuenta, que yo conocía bastante bien por influencia de mi padre. Me gustaba la historia del adolescente sencillo y bonachón que saltaba a la fama de pronto mientras vivía su primera (y última) experiencia amorosa, y la relación con su hermano, uno de los mejores personajes que recuerdo haber visto en una película (¿qué fue del actor Esai Morales? Era un genio. En serio). Me gustaba mucho la voz del cantante de Los Lobos (infinitamente más agradable que la de Ritchie Valens en la versión original de la canción). Me gustaba que la canción tuviera sólo tres acordes, Do mayor, Fa mayor y Sol séptima, que se repiten una y otra, y otra vez (fue en esa época cuando empecé a tocar la guitarra). No puedo decir que me gustara la letra, que (debido en parte a la letra de la canción folklórica pero también a que, pese a ser chicano, Ritchie Valens no sabía ni jota de español) raya en el surrealismo dadá, pero no me estorbaba.

En fin, por todo eso y quién sabe por qué motivo subconsciente más, es una canción que forma parte de mí. Aunque ya esté muy sobada.

Les lanzo este meme a Momert y a Das Kind (no conozco a ningún otro bloggero),sin su consentimiento previo.

3 comentarios:

Momert dijo...

OK, tomare el meme, pero tengo que pensar... realmente no me extraña tu respuesta, aunque hubiera pensado que tal vez hubieras podido mencionar a Kiss (recuerdas como llorabas desconsolado porque la abuela dijo que eran unos monos muy feos?) o al "maestro Morrison" o a Dire Straits. En fin, me toca pensar en la canción de mi vida...

Gemut dijo...

Se les olvidó a ambos la barca de oro?

Chimichambo dijo...

Gemut, si se tratara de hablar de la canción que más me ha traumatizado, no lo habría dudado ni por un momento...

Y tú, Momert, tómate la pastilla, que ya vuelves a confundir tus imaginaciones con recuerdos...